FIBROMYALGIA, ARTÍCULO 2: CAUSAS

Escuchamos cada vez más sobre la fibromialgia porque ahora es una enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud. Desafortunadamente, muchas personas fueron seguidas en psiquiatría porque se pensaba que era simplemente un trastorno psíquico.

Ahora se sabe que esta es una enfermedad que puede resultar de muchas causas y causar una variedad de síntomas y problemas. Es recomendable consultar a su médico. No confíe únicamente en la información que encuentre en Internet o en una equivalencia de síntomas; Es importante consultar. En este artículo no resumiremos el consejo del primer artículo, pero nos detendremos en las explicaciones de causas conocidas.

Ahora hay 3 causas bastante bien descritas y tomaremos el tiempo para explicar qué las caracteriza:

Hipersensibilidad central: una fuente crónica de dolor (diferentes tipos de dolor) que eventualmente causa una alteración en el manejo del dolor por parte del cerebro que luego comienza a interpretar diferentes estímulos (a menudo percepción) como dolor.
Demasiada presión en el líquido cefalorraquídeo.
Destrucción de pequeñas fibras periféricas (neuropatía periférica).
También hay lo que podrían llamarse factores agravantes, que no son necesariamente causas, como el desequilibrio de la microbiota intestinal. Volveremos a ello.

Hipersensibilidad central
El principio es relativamente simple: demasiados dolores continuos percibidos por el cerebro terminan causando un desequilibrio en el manejo de las sensaciones. En cierto modo, el cerebro ya no puede diferenciar entre lo que realmente es dolor y lo que no lo es. Luego interpreta diferentes tipos de estímulos, como los propioceptores (receptores que nos informan sobre la posición de las extremidades) o los receptores para tocar la piel. El cerebro ya no puede distinguir entre lo que es una sensación banal (por ejemplo, el peso de su suéter en los hombros) y una sensación de dolor.

Es posible que algunas personas tengan un déficit o sobreproducción de ciertos neurotransmisores que faciliten el desarrollo de hipersensibilidad central. Algunos factores pueden jugar un papel importante, como la inflamación, la dieta y el sueño. La calidad del sueño es esencial para la recuperación de niveles saludables de diferentes neurotransmisores en el cerebro cada día. Los problemas del sueño causados ​​por el dolor pueden contribuir al desarrollo o mantenimiento de la hipersensibilidad central (un círculo vicioso). Un estudio reciente (Kosek et al., 2018. Cerebro, comportamiento e inmunidad, septiembre de 2018) ha demostrado un papel importante de la inflamación cerebral que se relaciona directamente con el nivel de fatiga de las personas con fibromialgia.

La presión del líquido cefalorraquídeo.
Otro estudio reciente propone esta nueva hipótesis para algunas personas con fibromialgia o dolor generalizado inexplicable (Hulens et al, 2018. Annals of Physical and Rehabilitation Medicine, julio de 2018). El líquido cefalorraquídeo es un líquido transparente que baña el cerebro y el cerebelo. Tiene un papel estructural en el mantenimiento de la forma del cerebro y la protección contra los choques al crear una forma de amortiguador entre éste y el cráneo. El estudio de Hulens et al. Alivio demostrado de una gran cantidad de síntomas de fibromialgia en unas pocas horas, hasta 8 semanas, al recolectar líquido cefalorraquídeo para reducir la presión. Demasiada presión del fluido causaría drenaje a través de la envoltura del nervio de la base del cerebro, lo que irritaría la envoltura y causaría un dolor generalizado.

La destrucción de las pequeñas fibras periféricas.
Un metaanálisis reciente (un estudio que incluye varios estudios) ha determinado que una patología de pequeñas fibras periféricas está presente en aproximadamente el 50% de los casos de fibromialgia (Grayston et al, 2018. Seminars in Arthritis and Rheumatism, agosto de 2018). Las pequeñas fibras periféricas son los extremos de las fibras nerviosas que permiten la detección de sensaciones (calor, tacto, vista, etc.). Se desconocen las causas de su destrucción o mal funcionamiento. Podría muy bien ser para algunas personas una consecuencia del desarrollo de una hipersensibilidad central o, para otras, una causa.

De hecho, los estudios en animales han demostrado que el desarrollo de hipersensibilidad a los neurotransmisores en proporciones deficientes puede causar la disminución de pequeñas fibras nerviosas periféricas. Por otro lado, los investigadores han especulado que algunos casos de fibromialgia podrían ser causados ​​por un mal funcionamiento de las fibras periféricas pequeñas. Las pequeñas fibras podrían, entre otras, ser atacadas por el sistema inmunológico. Si el sistema inmunitario de una persona ataca accidentalmente sus pequeñas fibras periféricas (enfermedad autoinmune), se producirían una gran cantidad de mensajes difíciles de interpretar por el cerebro que podrían provocar el desarrollo de una hipersensibilidad central. Factores agravantes Todas las personas afectadas La fibromialgia parece tener un gran déficit en antioxidantes, pero no está claro si es una causa o una consecuencia. La restauración de un nivel normal de antioxidantes sistémicos (en todo el cuerpo) a través de la dieta (rica en frutas y verduras) y / o la ingesta de suplementos de calidad, reduciría el dolor que se sentía y mejoraría el sueño.La participación de las mitocondrias (las fábricas energéticas de nuestras células). Un mal funcionamiento de la mitocondria estaría presente en muchos casos de fibromialgia. Nuevamente, esto apunta a una mayor necesidad de lo que puede mejorar el funcionamiento de las plantas energéticas, pero no se sabe si pueden ser parte de la causa o ser un ejemplo resultante de fatiga crónica. Puede jugar un papel importante en el dolor que se siente, pero también en el desarrollo de las causas mencionadas anteriormente, todo lo que influye en la inflamación debe ser considerado. Estos incluyen la dieta (que tiene un impacto significativo en la microbiota intestinal), el peso corporal, la calidad del sueño, el estrés y la actividad física. Por lo tanto, los hábitos de vida saludables pueden ayudar mucho. Varias causas posibles = varias soluciones posibles Estas explicaciones ayudan a comprender que, según la persona con fibromialgia, los enfoques para aliviar el dolor y mejorar su condición pueden no tener los mismos resultados. Debemos intentar y mantener la esperanza.

Loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *