Fibromialgia, enfermedad dolorosa que afecta más a mujeres

En ocasiones hemos oído hablar de esta enfermedad, pero ¿sabemos de qué se trata? La fibromialgia se caracteriza por un dolor crónico (a largo plazo) que afecta a millones de personas, la mayoría son mujeres y aunque niños y hombres también pueden verse afectados, son en menor cantidad. Esta enfermedad puede considerarse como síndrome, el cual es un conjunto de síntomas que ocurre al mismo tiempo. Las personas experimentan malestar y dolor en todo el cuerpo, fatiga (cansancio extremo que no mejora con el sueño o el descanso), dificultad para dormir y problemas con el razonamiento y la memoria.

Esta afección puede deberse a un problema en el cerebro con los nervios y las señales de dolor. Se dice que se presentan cambios en la comunicación entre el cuerpo y el cerebro, lo que quiere decir que en las personas con fibromialgia, el cerebro malinterpreta el dolor diario y otras experiencias sensoriales, lo cual hace que la persona sea más sensible a la presión, la temperatura, las luces brillantes y el ruido.

Los investigadores han descubierto varios genes que podrían afectar el riesgo de una persona de desarrollar fibromialgia. Las situaciones estresantes de la vida también la podrían desencadenar. Esta no es una enfermedad agresiva y puede empeorar o mejorar con el tiempo. Tampoco se considera mortal ni dañará las articulaciones, músculos o los órganos internos. Sin embargo, en las personas con determinados trastornos, como la artritis reumatoide o el lupus pueden desarrollar esta enfermedad, lo cual podría afectar el curso de su enfermedad y el tratamiento.

El diagnóstico de esta enfermedad es complicado debido a que los síntomas principales (dolor y fatiga) pueden ser indicios de padecer muchas otras enfermedades. Para establecer el diagnóstico, los médicos toman en cuenta la cantidad de áreas del cuerpo en las que el paciente sintió dolor en la última semana y también deben descartar otras causas de enfermedad.

¿En qué consiste el tratamiento? Investigadores han concluido que los medicamentos pueden ayudar a la mejora de algunos síntomas de la enfermedad (aunque no todos), el ejercicio podría ser igual o más efectivo que los medicamentos, así como las terapias tai chi, el yoga y la terapia cognitivo – conductual. Con la combinación de medicamentos y diversas terapias se han obtenido mejores resultados.

Loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *